martes, 7 de agosto de 2007

1976 - 1980: Peregrinaje

Ese momento de franqueza expuesta por el Sensei Bolaños, tuvo características de deslinde frente a los conocimientos que César traía, por la forma con la que fue expuesta, sonó como confesión de sus limitaciones y me pareció curioso en mi Sensei. Pero este hecho al mismo tiempo lo hacía mas grande a mis ojos, puesto que no sé cuantas personas estemos dispuestas a poner en balanza todos nuestros esfuerzos y de repente toda nuestra "vida", pero eso que hizo el Sensei Bolaños en ese momento creo que no entendí, pues para mi, era solo un gesto que me privaba el seguir practicando una actividad física con la que yo me sentía bien.

César se sintió desconcertado, pues el también lo único que estaba haciendo era traer nuevos conceptos para enriquecer el Aikido en este país, desde su perspectiva creo que la actitud del Sensei era desmedida. Lucia, la esposa de César (como siempre) nos tranquilizó.

Creo que debo hacer un paréntesis para hablar de Lucia en el Aikido, ella desde el principio como buen Ingeniero Agrónomo, fue el elemento equilibrante para todas nuestras relaciones (desde cuando estudiábamos en ESAN) tanto así que en los momentos de mayor desesperación y/o angustia por cualquier conflicto que se suscitaba, salía con lo mejor que un aikidojín puede tener... el equilibrio que todos necesitábamos para seguir; gracias a ella pudimos pasar muchos baches en nuestras relaciones como "aprendices (aikidojines) expertos (profesionales)".

En esta etapa el Aikido se vio ante una de sus primeras pruebas de crecimiento y supervivencia (hasta entonces no éramos mas de 30 practicantes) puesto que muchos nos fuimos con el Sensei Bolaños a practicar Judo, aunque seguíamos siendo Aikidojines en el dojo de César (Coraceros en Pueblo Libre).

Entre los años 1977 - 1979, por asuntos de trabajo llegue a Tarapoto para hacerme cargo de la Gerencia de la Empresa Nacional de Tabaco, para la que instalé una fabrica de puros rolados a mano pero como buen Aikidojin hice un pequeño dojo en mi casa, e invite al Sensei Bolaños, era increíble como a las 5 de la mañana de todos los días, independientemente de la hora a la que se había acostado, él podía despertar y "estar practicando".

Todos estos años que el Aikido estuvo "sin Sensei" (César era Cinturon Marron y Raúl Bolaños hacia Judo), por donde íbamos a todo "ojos rasgados" que conocíamos le preguntábamos si sabían Aikido y si podían contactarnos con alguien que lo supiera, de esta manera, estando trabajando en la Empresa Nacional de Turismo en Piura contacte con un Ingeniero Brasilero que era Taoista y su hijo era Aikidojin. Pensé que había reencontrado el hilo, pero que mala suerte, por asuntos de trabajo ese contacto se enfrió ya que tuve que volver nuevamente a trabajar a Lima.

El año 1980, seguí practicando Judo y me hice cargo de la Gerencia del Centro Vacacional de Huampaní; estando en este cargo, tenía contacto con los principales funcionarios del Ministerio de Educación del periodo presidencial del Sr. Arquitecto Fernando Belaunde Terry, y tenía como Asesor Legal para Huampani al Dr. Jorge Calderon.

5 comentarios:

Jean-Damien dijo...

El Sensei Le Chau era mi padre. Me agrada mucho ver que su ensenenza esta todavia viva en Peru, pais que el amo mucho. Por si acaso tuviera fotografias o recordes de su tiempo alla, le agradeceria que me los mandara.
Muchas gracias
Xuan Le-Perrier

Ramiro Mendoza dijo...

Que gusto saber de ti, cual es tu correo electronico?

Ramiro Mendoza dijo...

Ya tengo algo para enviarte, cual es tu correo??

José Luis dijo...

Hola¡ soy un estudiante de Aikido en Ecuador y estoy tratando de reconstruir la historia de ese arte. Le Chau fue quien introdujo el Aikido en mi país y quisiera que por favor me envíen una foto en la que aparezca él. Muchas gracias

José Luis dijo...

Me olvidaba, mi mail es: jolucor@hotmail.com